victorasebioPREGUNTA: En cuanto a los indicadores de evolución, el informe señala que el valor añadido de las empresas en las que la biotecnología es la actividad principal ha encabezado el ranking de crecimiento durante el año 2015. ¿Se ha visto envuelta Bionaturis en este crecimiento? Si es así, ¿de qué forma?

Respuesta: el grupo Bionaturis sigue presentando una tendencia de crecimiento tanto a nivel orgánico como inorgánico. Por ejemplo, en el periodo 2012-15 nuestras ventas netas recurrentes crecieron a un TACC del 24.1% y en el ejercicio cerrado 2016 hemos vuelto a crecer un 24.9% respecto al cierre de 2015. A nivel de consolidación de negocios, hemos incorporado al grupo a Biobide en 2014, CRO líder mundial en el uso del pez cebra como organismo modelo, y a ZIP Solutions (antigua Era Biotech) en 2016 tras la firma por su parte de un contrato de licencia mundial en exclusiva de su sistema Splittera a una multinacional del sector. Hemos seguido creciendo en los activos de nuestra oferta y nuestro propósito estratégico pasa por optimizar el ROI de los mismos lo máximo posible en los próximos años.

 

 

PREGUNTA: El informe señala que el sector tecnológico todavía no ha sido capaz de compensar la fuerte caída del 2013. En 2015 se ha registrado que el impacto económico que generan las empresas del sector se ha situado en el 8,6% del PIB. Recordemos que, en 2014 esta cifra era del 10,35%. ¿Podemos seguir teniendo un balance positivo o depende de la perspectiva?

 

Respuesta: como siempre, los datos hay que analizarlos desde muchos ángulos y perspectivas. El dato global es positivo porque podría ser que estemos viendo un nuevo cambio de tendencia al alza que habrá que confirmar en los años siguientes. Para mi es más importante no sólo compararlo de manera aislada sobre el impacto global en el PIB español sino cómo estamos a nivel relativo frente a otras economías importantes de la OCDE, utilizando los mismos parámetros de medida. Me aventuraría a decir que estamos por debajo de lo que nos correspondería en comparación con economías similares y por tanto deberíamos mejorar en ese sentido. A nivel global está comúnmente aceptado que este indicador está vinculado a un mayor bienestar y riqueza. En mi opinión, el tamaño de las empresas biotec en España sería uno de los puntos a tratar estratégicamente para poder capturar en la cuenta de resultados más valor del que realmente se crea por el sector nacional.

 

PREGUNTA: Según el Informe ASEBIO, el factor facilitador mejor valorado vuelve a ser, otro año más, el nivel formativo de los trabajadores, mientras que el peor valorado es el Apoyo de la Administración Pública. Como Consejero Delegado del Grupo Bionaturis, ¿Coincide el informe en este aspecto con su visión particular?

 

Respuesta: yo creo que desde la Administración se lleva haciendo una buena labor, al menos comparable a nuestro entorno, en la apuesta por la creación de valor en forma de activos biotecnológicos. Sin embargo, en lo que respecta a fomentar el ecosistema necesario que permita capturar mayor parte del valor de esos activos creados hay mucho camino aún por recorrer. Medidas más concretas y ambiciosas que favorezcan la consolidación de negocios, la fiscalidad en general tanto para las compañías como para los inversores, estabilidad en el marco regulatorio, uniformidad de políticas en la globalidad del estado, rapidez y sencillez en la burocracia, etc.. Habría que pensar más en el retorno de la inversión a medio largo plazo de los activos que se generan, que son muchos y de calidad. Estrategias encaminadas a mejorar este indicador creo que son necesarias. Somos testigos cómo economías de nuestro entorno rentabilizan mejor los activos biotec, se generen donde se generen, contando con ecosistemas más avanzados para abordar la parte alta de la cadena de valor.

 

PREGUNTA: En 2015 la cifra de puestos de trabajo generados por empresas “biotech” fue de 130.453 empleados. En el informe ASEBIO de 2016, la cifra ha ascendido hasta llegar a un número total de 182.156 empleos. ¿Cree que estamos ante una recuperación real o sólo ante una tímida mejora de los resultados?

Respuesta: vuelvo a incidir que para confirmar tendencias macro es necesario fortalecer las bases. Si el aumento es consecuencia mayoritariamente por el alta de autónomos los resultados serían positivos en el corto plazo pero con una solidez difícilmente de mantener en el medio-largo plazo. Ya se sabe que hay una menor capacidad de soportar los vaivenes propios del mercado. La economía española en general necesita mejorar principalmente en el tamaño de sus pymes y la industria biotec no es una excepción. En el grupo Bionaturis hemos crecido en este aspecto y ya estamos cerca de la barrera de los 50 empleados directos.

 

PREGUNTA: En relación a la publicación de patentes, el informe es claro: el número ha descendido respecto a 2015 en un porcentaje del 11%. ¿Le parece un dato representativo? ¿Cómo de tangible es esta realidad en Bionaturis?

Respuesta: este es otro indicador que siempre está bajo debate. Bajo mi punto de vista tiene más sentido mirar no sólo el número de patentes publicadas sino el número de patentes licenciadas y que están generando o pueden generar retorno de la inversión. Es una cuestión más de calidad que de cantidad. En el grupo Bionaturis tenemos activas ahora mismo cinco familias de patentes internacionales que dan cobertura a buena parte de nuestros activos principales. Posiblemente las de mayor relevancia son las que protegen al sistema Splittera que, como comentaba antes, ha sido objeto de una licencia mundial en exclusiva a una empresa líder en bioprocesos industriales.

 

PREGUNTA: Según los datos recogidos en las encuestas, el informe ASEBIO concluye que la internacionalización de las empresas, aun siendo imprescindible, ha dejado de ser una prioridad pero sí lo ha sido el lanzamiento de productos al mercado. ¿Le sorprende este dato? ¿Trabaja Bionaturis en la línea del informe ASEBIO?

Respuesta: bueno, no creo que haya dejado de ser una prioridad porque una empresa biotecnológica desde su nacimiento tiene vocación internacional por su propio ADN, pero entiendo que haya otros aspectos que puedan ser considerados más prioritarios en la coyuntura actual. La internacionalización en sí es un proceso costoso en todos los sentidos que se aborda mucho mejor con un tamaño crítico. Cuando una empresa biotecnológica lanza un nuevo producto lo hace siempre pensando en un mercado internacional, al que se puede acceder por diferentes vías y dónde la estrategia es fundamental. El grupo Bionaturis está ahora mismo presente de manera física en tres continentes pero nuestros productos tienen cobertura global a través de los correspondientes acuerdos de licencia internacional.

 

PREGUNTA: Según los datos del informe, Andalucía es la segunda comunidad autónoma con más empresas biotecnológicas de España. ¿Cree que es un dato acorde con la potencialidad de la comunidad autónoma o por el contrario piensa que aún queda camino por recorrer?

Respuesta: como no podría ser de otra manera muchas de las respuestas anteriores dentro de un contexto estatal tienen su aplicación a nivel regional, quizás acentuada en algunos aspectos. Igualmente desde la administración andaluza se ha puesto esfuerzo en incentivar la base de la pirámide -creación de activos- pero se echan en falta mayor número de medidas estratégicas en la parte alta de la misma – captura de valor-, y además que estas políticas sean coherentes entre sí. Por ejemplo, aunque la administración andaluza es un gran consumidor de activos biotecnológicos los distintos programas de licitaciones y/o compra pública de tecnología innovadora son difícilmente accesibles al tejido de start-ups andaluz, cuya creación se fomenta. Otros países líderes en biotecnología, aun siendo referencias mundiales en liberalismo económico, tienen planes específicos de mayor efectividad para fomentar la consolidación de sus pymes. De manera constructiva creo que es necesario un análisis estratégico de reubicación de las políticas de incentivos hacia otras áreas e indicadores. Hemos pasado de la época en la que el “pez grande se come al chico“ al “pez rápido se come al lento“. En este aspecto creo que otras regiones del estado llevan cierta ventaja y son capaces de aprovechar más rápido y mejor las medidas que llegan desde Bruselas.

 

Resultado de imagen de asebio 2016