La nueva legislación de emprendedores aprobada por el Congreso el pasado mes de julio apoya la figura de los Business Angels, inversores particulares que, ya sea en grupos o de forma individual, apuestan con su patrimonio por el crecimiento de una empresa que suele estar en su entorno más próximo. En los últimos años, esta fórmula de financiación ha supuesto un importante revulsivo para las pymes y los emprendedores frente a las dificultades que ofrece hoy en día el tradicional sistema de financiación bancaria.

Con esta nueva ley (aún pendiente de aprobación por el Senado) los Business Angels tendrán un 20% de deducción en el IRPF con un máximo de 50.000 euros al año.

La ampliación de las reducciones de cuota para los autónomos y más facilidades para incentivar los préstamos de los bancos a las empresas son otras de las medidas incluidas en la nueva normativa.

Si quieres conocer en detalle la legislación, pincha aquí